LAS TRES LEYES DE LA ROBÓTICA de ASIMOV

Con anterioridad al año 2.049, las máquinas estaban sometidas a un código legal que todas tenían que obedecer. Eso permaneció así durante siglo y medio.

∼∼∼

Primera ley de la robótica: Un robot no hará daño a un ser humano o permitirá, por inacción, que un ser humano sufra daño.

—¡Acabemos con él! —gritó alguien que se escondía entre la muchedumbre.

Y el robot, un flamante agente policial de primera generación, activó entonces su sistema de alarma. Y las cámaras instaladas en sus ojos comenzaron a revisar a toda prisa lo que estaba sucediendo a su alrededor.

—Vas a morir, hijo de puta… —oyó como le decía un individuo cercano a un hombre de aspecto pálido, al que agarraba con fuerza del brazo.

Y el agente policial reaccionó de inmediato. Se acercó a la víctima con gran rapidez, la liberó de su potencial agresor y se puso delante de ella para protegerla de aquel violento grupo de humanos que se concentraban entorno a ese hombre tan pálido.

*

robot protegiendo a humano, primera ley de la robótica

Sigue leyendo “LAS TRES LEYES DE LA ROBÓTICA de ASIMOV”